» Notas más importantes » Fotos » Videos » Resumen mes a mes
 
Notas más importantes
 

CAPTURA DEL AÑO

Aunque parezca mentira, Saddam Hussein ha sido capturado, tras una exitosa operación militar de las fuerzas estadounidenses en Irak. Atrás ha quedado el matonesco líder iraquí capaz de enfrentarse a mil ejércitos por si solo, pues ahora queda un Hussein avejentado y sumiso. Sin embargo, su captura deja muchas dudas sobre la seguridad en Estados Unidos y el mundo, ya que existen innumerables seguidores ex presidente iraquí dispuestos a acabar con sus enemigos mundiales (aliados del régimen Bush) y por si fuera poco muchas dudas sobre sus vínculos con la red terrorista Al Qaeda.

Un Saddam Hussein avejentado, debilitado y hasta inofensivo nos muestran las imágenes de la televisión norteamericana al anunciarse que el ex presidente de Irak ha sido capturado, tras nueve meses de intensa búsqueda y de haberse desatado una guerra entre ambas naciones.

Hussein no cayó peleando, los militares que participaron en su captura han señalado que portaba un arma, pero que al verse acorralado se entregó a manos de sus enemigos de siempre.

El primer paso ha sido su identificación, puesto que los rumores deque existen "dobles" del mencionado son incesantes. Una prueba de ADN ha acabado con las dudas.
Pero su captura deja muchas dudas sobre la seguridad en ambos países y en el mundo, ya que aún existen innumerables seguidores del líder iraquí y también muchas dudas sobre sus vínculos con la red terrorista Al Qaeda que, como se sabe, habría perpetrado el ataque a las Torres Gemelas, en Manhattan, aquel fatídico 11 de setiembre del 2001.

Con la captura debemos preguntarnos también si éste será el inicio de una reconstrucción definitiva y democrática en Irak, ya que durante años los Bush (padre e hijo, ahora Presidente) han vivido con el "fantasma" de Hussein a cuestas y no les ha importado reiniciar - aún sin motivos sólidos- guerras entre naciones.


Cómo empezó el odio

Al finalizar la Guerra del Golfo en 1991, el gobierno estadounidense de George Bush (padre) se quedó con la victoria, aunque no pudo cantarla en paz, ya que nunca pudo derrocar al entonces presidente de Irak, Saddam Hussein.

Más de diez años después, y extendiendo las incursiones militares estadounidenses en continente asiático a causa de los atentados terroristas del 11 de setiembre del 2001, el hijo de Bush y actual presidente de Estados Unidos, George W. Bush, lanza una gran ofensiva militar junto a Gran Bretaña contra el país asiático, a pesar de no contar con el apoyo de las Naciones Unidas (ONU) y de una gran parte de su propio pueblo.
Estados Unidos acusa a Irak, entre otras cosas, de mantener vínculos con la red terrorista Al Qaeda, desarrollar armas nucleares y biológicas, y mantener un régimen tiránico a pesar de la gran simpatía del presidente Hussein en su patria.

Irak aceptó una nueva resolución de la ONU que exigía el acceso irrestricto de inspectores de armamentos a cualquier lugar del país donde sospeche que hay armamentos y ha empezado a destruir parte de su arsenal para evitar el ataque estadounidense. Sin embargo, el gobierno de George Bush estaba seguro que Hussein nunca destruirá sus principales armas nucleares y atacó.


¿Quién es Hussein?

Saddam Husein nació el 28 de abril de 1937 en la localidad de Tikrit, en el norte de Irak. Desde un inicio su carrera política estuvo ligada a las conspiraciones palaciegas, intentos de asesinato de adversarios y golpes de Estado.

A los 19 años (1956) ingresó a las filas del Partido Árabe Socialista Baaz y dos años después fue encarcelado durante seis meses por sus actividades en contra de la monarquía iraquí.

Cuando tenía 22 años participó en un intento de asesinato del entonces primer ministro Abdul Karim Qasem, resultando herido en la rodilla.

Acusado de complot, Husein fue condenado a muerte en febrero de 1960, fecha en la que ya había logrado escapar, vestido de mujer y a través de Siria, a Egipto, donde las autoridades le concedieron asilo político.
A los 26 años (1963) regresó a Bagdad y comenzó a intrigar contra el Gobierno, maniobras que le llevaron por segunda vez a la cárcel, de donde pudo escapar para liderar la revolución de 1968. Estuvo al frente de una serie de reformas internas que llevaron a la nacionalización, en 1972, del petróleo iraquí.

El 16 de julio de 1979, a los 42 años, fue finalmente nombrado secretario general del partido Baaz, jefe del Consejo del Mando de la Revolución y presidente de la República de Irak.

En 1980, Husein involucró a Irak en una guerra contra Irán por el estratégico territorio del Chat al-Arab, puerta de salida al Golfo Pérsico, que concluyó en 1988 con un armisticio promovido por la ONU entre los dos países.
Doce años después Irak protagonizó otra guerra tras invadir el 2 de agosto de 1990 Kuwait.

El 17 de enero de 1991, una coalición militar de más de treinta países, encabezada por los Estados Unidos, emprendió la segunda Guerra del Golfo, que acabó con la ocupación iraquí de Kuwait.