Kia Rio 1.5 LS

Una nueva oferta en el sector de compactos económicos

Es grato comprobar que el poco alentador estado del mercado automotor en el Perú no es obstáculo para la inversión en el sector. A pesar de un mal año de ventas vemos reaparecer marcas que habían estado fuera de nuestro mercado y, lo más importante, apoyadas por empresas sólidas. En este marco ha iniciado sus operaciones Kia Import Perú SAC, nuevo representante de Kia que ofrece una buena muestra de la amplia gama de vehículos del fabricante coreano.

Parachoques y espejos del mismo color de 
la carrocería

Obviamente, ante una inversión importante como es la compra de una automóvil hay que estar seguro de que el auto que se adquiere proviene de una empresa sólida y que tiene un adecuado respaldo local que garantice la disponibilidad de servicio técnico y repuestos. En el caso de Kia para nadie es secreto que esta marca  –al igual que los demás fabricantes coreanos- pasó por momentos financieros difíciles que hicieron peligrar su continuidad. Sin embargo en el último par de años ha consolidado su situación, gracias a una fusión con Hyundai que a su vez ha captado la inversión otras grandes transnacionales de la industria automotriz.

Esto se refleja en el plano de desarrollo de nuevos vehículos. Kia ha lanzado en los últimos años modelos como el Carnival, el Carens, el Optima y el Rio todos competitivos en la difícil arena de la industria automovilística mundial. Varios de estos modelos han sido traídos a nuestro país y nosotros empezaremos a conocerlos a través del compacto Rio.

El Rio tiene una maletera bien diferenciada

Por lo general en las escalas inferiores de precio sólo se encuentran autos producto del reciclaje de tecnologías y diseños prexistentes. Hemos visto, por ejemplo, decenas de reencarnaciones de plataformas como la del Mazda 121 o de los Fiat de los años 60. El mérito de Kia con el Rio es haber dedicado la debida consideración a quienes no quieren estar excluidos de los avances en mecánica, seguridad y diseño únicamente porque no quieren o no pueden gastar mucho en un auto nuevo.

El Kia Rio viene en cuatro variedades producto de la combinación de dos carrocerías y dos motores. Se ofrece como sedan clásico de 4 puertas o como un hatckback/wagon de 5. Ambos tienen opciones de motor de 1.3 y 1.5 litros. Ambas versiones son idénticas en todos los aspectos mecánicos. Nosotros probamos el sedán Rio LS con motor 1.5.

Elegantes faros delanteros

Buena presencia

Hasta hace algunos años hablar de autos económicos era referirse a poco menos que a cajas de zapatos con ruedas. El Rio –desarrollado para competir en los grandes mercados internacionales incluido el norteamericano- ofrece en cambio un diseño completamente nuevo. No es extremadamente original pero ha sido pensado con respeto a su publico. Las líneas son fluidas y elegantes, los grupos ópticos son de moderno diseño y en general da la impresión de un auto moderno y bien acabado.

El acceso al interior, habida cuenta de las 4 puertas, es cómodo. La tapicería de tela de los asientos es de agradable apariencia. La butaca del conductor, aunque quizá algo dura,  ofrece adecuado soporte y  tiene un par de perillas para regular la altura. Los materiales del tablero son de textura delgada pero una firme construcción y buenos acabados evitan problemas frecuentes como rebabas o ruidos molestos.

Los instrumentos –que en el LS incluyen un tacómetro- están dispuesto de manera sencilla y son de fácil lectura con grandes números blancos sobre fondo negro. El cuentakilómetros  es digital.

El equipamiento incluye lunas eléctricas, cierre de puertas central (que no tiene control interno sino que se activa simultáneamente con el seguro de la puerta del piloto), equipo de sonido y un aire acondicionado bastante bueno. Otros detalles incluyen aplicaciones de tapiz en las puertas, posavasos y varios bolsillos y espacios para llevar objetos pequeños.

La maletera es de un tamaño sólo adecuado y no tiene la opción de abatir el asiento posterior para una eventual ampliación de la capacidad de carga. Los que necesiten mayor espacio pueden fijarse en el hatchback que tiene una zona de carga más amplia y versátil gracias a sus asientos abatibles.

El Rio es fácil de maniobrar

En la pista

Una de las sorpresas agradables de conducir el Rio fue el desempeño de su motor que ofrece potencia y torque más que suficientes para manejar este liviano auto con agilidad en el tránsito urbano. El motor tiene refinamientos hasta hace poco limitados a autos de categorías de precio superior. Se trata de un 4 cilindros multiválvula con doble eje de levas y un desplazamiento de 1.5 litros que genera unos respetables 108 HP a 6000 rpm y un torque de 14.3 kilográmetros a 4500 rpm. La alimentación es por el sistema de inyección multipunto.

La potencia, el auto ligero y una dócil dirección asistida se combinan para una relajada y hasta divertida experiencia de manejo. La aceleración es bastante aceptable (0-100 kph en 11.3 segundos) y velocidad máxima está por encima de los 180 kph. Los frenos (la usual combinación de disco y tambor) inspiran confianza. Menos entusiasmo nos produjo la caja de cambios que se siente algo vaga en sus recorridos y a la que cuesta un poco acostumbrarse.

La suspensión –independiente en las 4 ruedas con McPherson adelante y una barra de torsión posterior- es suave como corresponde a un auto destinado al manejo urbano y hace un aceptable trabajo absorbiendo irregularidades del camino. En cuanto al consumo, las especificaciones de fábrica indican 50 kpg en ciclo urbano que en “la vida real” deben ser menos pero siempre colocando al Rio entre los más rendidores de la categoría.

En resumen, el manejo y control del Rio es más que adecuado para su categoría y se podría comparar favorablemente con autos bastante más costosos.

El motor es un 1.5 que desarrolla 108 HP

El Rio en la lucha

El Rio ha sido festejado en los mercados grandes, especialmente el norteamericano, por ofrecer un sedan de buen aspecto y agradable manejo a un precio en que generalmente se piensa en autos usados. El mercado de autos compactos es marginal en esos países y muchos fabricantes lo han abandonado en su afán de plegarse a la moda de las deportivo-utilitarias y otros modelos que dejan más ganancias y son más glamorosos.

Esa visión no es del  todo aplicable en mercados como el nuestro donde el Kia Rio, lejos de ganar la categoría prácticamente por walk over como en EE. UU., se mete en un segmento muy peleado del auto nuevo. En este campo de batalla las principales armas del Rio para ganar compradores –especialmente su agradable diseño, moderna mecánica y alto rendimiento de combustible- lo convierten en una opción que no debe dejar de ser explorada por las personas que están en busca de una auto en esta categoría.

 

Elegantes líneas



Archivo
 
»Volkswagen Polo 1.6 Hatchback . Polo Positivo
»Volkwagen Golf GTI 1.8T Cohete de Bolsillo
»Mitsubishi Montero Granada 2.0 La justa medida
»Ford Escape XLS 2.0i Escape con Estilo
»Kia Optima 2.5 V6 - Elegancia coreana
» Peugeot 307: Un auto del año
» Honda Civic LX 2001
» Yendo con la Corriente : Honda Stream SI
» La Hora de la Minivan Kia Carnival 2.5
» Buen Promedio: Mazda 323
» New York International Auto Show
» Daewoo Lanos SE 1.5
» Kia Rio 1.5 LS
» Motor Show 2000