La Hora de la Minivan
Kia Carnival 2.5

La renovada gama del fabricante coreano Kia tiene como su "buque de bandera" a una grande y bien equipada minivan. Se trata de la Carnival, la misma que probamos para nuestros lectores en su versión 2.5 litros, automática.

El formato minivan tuvo su apogeo en los años 80 cuando se convirtió -al menos en los mercados más prósperos- en el reemplazo de la station wagon como el vehículo familiar por excelencia. Luego, cierta falta de innovación, la amplia oferta de alternativas por parte de las deportivo utilitarias y un renacimiento de la station le restaron parte del mercado familiar.

Sin embargo, la minivan resulta más conveniente que las alternativas. Las deportivo utilitarias suelen ser menos cómodas y tener mayor consumo, incluso en las versiones que no incluyen la tracción integral. La station ofrece menos espacio y no deja de ser considerada un diseño que no entusiasma a los compradores. Así que la minivan ha vuelto con fuerza y son docenas las versiones que se ofrecen en los mercados internacionales.

En el Perú la minivan ha estado escasamente representada. Más allá de una eventual presencia de alguna Toyota Previa, Nissan Prairie o Peugeot 806 no ha habido una oferta sostenida de minivans. Obviamente, se trata de vehículos que suelen ser grandes y bien equipados lo que se refleja en precios que suelen estar por encima de un mercado pequeño como el nuestro.

Pero esto ha cambiado en el último par de años. El chorro de modelos que han aparecido en todo el mundo no ha dejado de gotear por aquí y de pronto quien necesita transporte para la familia se encuentra con numerosas alternativas. Renault, Honda, Daewoo, Hyundai y Chrysler se cuentan entre las marcas que ofrecen todo tipo de variantes en esta categoría

Quizá sea una sorpresa para muchos saber que dos de las ofertas más interesantes en este sector vienen de Kia, el fabricante coreano más conocido por sus vehículos comerciales y sedanes económicos. Se trata de la Carens -una minivan compacta basada en la plataforma del sedan Shuma- y la tamaño completo Carnival, la misma que pudimos probar por cortesía de Kia Import Perú, representante oficial de la marca coreana

La Carnival es fácil de manejar


Pasando revista
La Carnival -comercializada con el nombre Sedona en Europa y pronto en los EE.UU.- no hace mucho honor a eso de "mini". Con 4.89m de largo, 1.90 de alto y una distancia entre ejes de 2.91, se trata de un vehículo grande y de gran presencia. Su más bien sobrio aspecto se ve realzado con algunos toques elegantes como las luces de niebla, la parrilla de carga ajustable en el techo y un spoiler posterior.

El frente tiene una parrilla niquelada, similar a la que se encuentra en otros modelos de la marca. La vista lateral destaca por la integración de sus dos grandes puertas deslizables con el resto de la carrocería. Los rieles son "invisibles" y sus ventanas encajan perfectamente con los paneles vidriados que corresponden a las otras filas.

La limpieza del diseño se manifiesta también en un coeficiente de resistencia al aire de 0.32 (pronto publicaremos un artículo sobre estos coeficientes), muy bueno para una minivan y que se traduce obviamente en menos ruido y menor consumo. La Carnival tiene una presencia sobria y estilizada. De alguna manera se adivina su ancestro asiático, pero en general su apariencia no tiene mucho que envidiar a sus competidores de Europa y EE.UU.

La Carnival tiene una sobria y elegante estampa


Juego de sillas
El acceso es cómodo gracias a las grandes puertas, especialmente las dos deslizables que dan acceso a la parte posterior. Los adultos pueden encontrar algo tortuoso el camino a la fila trasera pero esta maniobra esta facilitada por la movilidad de los asientos y en todo caso es más probable que sean niños los principales pasajeros aquí.
La cabina destaca por su amplitud. Tiene tres filas de asientos , las dos primeras con butacas individuales y la posterior con una banca corrida. Siete pasajeros -sacrificando algo el área de carga- se encuentran a sus anchas en este amplio habitáculo.

La disposición de los asientos y la ausencia de una consola central así como el piso completamente plano se han juntado para lo que Kia llama un diseño walk through, en el que es posible pasar de los asientos delanteros a la parte posterior y viceversa sin bajarse ni abrir una puerta. Esto es útil para actividades como cambiar de piloto bajo la lluvia sin mojarse (algo que no nos preocupa mucho a los limeños), pero si la visión de sus familiares andando por la cabina con el auto en movimiento le da pesadillas, puede amarrar a todo el mundo en sus asientos -con los cinturones de seguridad se entiende- y usar el espacio disponible para colocar maletines, coolers o lo que haga falta.

La flexibilidad de los asientos se manifiesta varias maneras. Los de las filas centrales se pueden girar en 180 grados para crear un ambiente de salón. Estos asientos además pueden ser plegados para funcionar como mesitas de picnic. La banca posterior puede ser inclinada hasta servir como improvisada cama. Esta banca tiene un amplio margen de desplazamiento para regular el tamaño de la zona de carga de acuerdo a las necesidades. Lo malo es que no puede retirarse del todo lo que limita la el espacio potencialmente disponible para cargas voluminosas.

La parrilla y las luces de niebla distinguen el frente


De todo
El espacio amplio espacio esta bien pero estamos hablando mover gente y no carga. En este sentido las comodidades que ofrece la Carnival en este nivel de equipamiento son numerosas. El aire acondicionado -sin el cual este vehículo se convertiría en un horno ambulante en verano- es potente y silencioso y tiene controles separados para la parte posterior. Además, los pasajeros ahí pueden regular el flujo de aire de manera independiente. Los posavasos abundan y nadie se queda sin el suyo. Un equipo de sonido de seis parlantes, genérico pero de aceptable rendimiento, se encarga de entretener a los viajeros. Algunos de los accesorios se ven algo frágiles así que hay que advertir a "la tropa" que tenga cuidado al operarlos hasta que se familiaricen con su ubicación y manejo. De lo contrario pueden presentarse pequeñas pero molestas fallas con posavasos, apoya cabezas y similares.

Para el piloto hay una firme butaca ajustable manualmente en altura y con apoyabrazos (también disponibles para las demás butacas). El timón es de altura regulable. La falta de una consola central se suple con numerosos compartimientos para guardar objetos. Hay uno en la base del tablero, otro debajo del asiento del copiloto (que tiene llave) y hasta un compartimiento para los anteojos. Lo que no hay es sitio aparente para colocar un teléfono celular o un equipo de CDs, lo cual queda librado a la imaginación de cada cual.
En el tablero destaca una amplia zona con aplicaciones de madera simulada. Aunque es obvio que ningún árbol fue dañado en la construcción de este panel, es un alivio bienvenido a lo que de otra manera sería una masa de plástico gris. En general el interior no es muy "alegre" al menos con los sombríos colores usados en el modelo que probamos.

Los instrumentos incluyen un tacómetro y están colocados de manera estándar siendo fáciles de leer y usar. Las luces incluyen aviso de la posición de la palanca de cambios -detalle que a veces se deja de lado- además de las habituales luces testigo y de alarma. La palanca de cambios se encuentra en el tablero y no en el piso lo que da un toque original y moderno y no molesta para nada el manejo. Los accesorios incluyen espejos y lunas eléctricas así como cierre de puertas central. La seguridad incluye doble airbag delantero, frenos ABS y cinturones de seguridad de tres puntos para todos los pasajeros. La comodidad y generoso equipamiento del Carnival en un paquete más que decorosamente fabricado y presentado es una agradable sorpresa.

Nótese el airbag y la palanca de cambios en el tablero


Por las rutas
Un vehículo de estas dimensiones, destinado a mover siete pasajeros con carga y soportar el uso de aire acondicionado y transmisión automática, debe tener un motor que genere la potencia y el torque suficiente. La Carnival viene dotada de un motor V6 de 2.5 litros multiválvula y con doble eje de levas en una disposición que el fabricante llama Quad Cam. Este motor, desarrollado conjuntamente con Rover, genera 175 HP a 6500 rpm y 22.5 kgms de torque a 4000 rpm. La potencia es transmitida a las ruedas mediante una transmisión automática de 4 velocidades.

La posición de manejo es alta y cómoda. La visión es buena hacia delante y los costados pero la posterior por el retrovisor está seriamente limitada por los pasajeros y los apoya cabezas. Para solucionar esto hay que usar los grandes espejos laterales y acostumbrarse pronto a sus particularidades para poder maniobrar y adelantar con seguridad.

La gran distancia entre ejes y un diseño que empuja hacia abajo el centro de gravedad hace que el manejo de la Carnival sea cómodo y predecible. A pesar de su tamaño, la Carnival se comporta ágil en el tráfico urbano y la caja automática tiene una buena respuesta sin grandes vacilaciones a la hora que se le pide un pique. Es muy fácil de manejar notándose el tamaño extra sólo a la hora de estacionar en paralelo en espacio reducidos donde quienes no están acostumbrados a manejar autos grandes pueden encontrase algo confundidos.

Las butacas pueden plegarse y servir de mesitas

Sin embargo, más nos gustó en carretera donde rumbo a Santa Maria por la Panamericana pronto entró en una agradable y fácilmente sostenida velocidad de crucero por encima de los 100 kph. Aquí también hay que recordar las dimensiones de la camioneta porque una maniobra brusca puede hacer sentir un bamboleo que no ocurre en autos. Esto también se debe a una suspensión bastante suave que igualmente aconseja tomar las cosas con calma en las curvas.

La dirección asistida es precisa pero no comunica muy bien el "feeling" del terreno. Este es una característica cada vez más común y nos parece que aquí se les pasa la mano a los que creen que es más cómodo o seguro este tipo de ajuste. Los frenos (discos adelante y tambores atrás) son eficientes y dan seguridad.

Comodidad es la palabra que surge como resumen de la experiencia de manejo con la Carnival.

Se vende
Dicen que si uno tiene una familia lo suficientemente grande para necesitar una minivan entonces no podrá pagarla. Esta triste paradoja puede quedar en un juego de palabras gracias a los nuevos modelos y precisamente Kia es uno de los fabricantes que ofrece las mejores relaciones costo-beneficio. El precio de la Carnival es uno de sus puntos de venta fuertes en los diferentes mercados donde suele ser hasta un 25% más barata que modelos similares de la competencia.

Esto no es tan notable en el Perú porque el representante ha escogido importar modelos full-equipo apostando por llegar a la parte alta del mercado. Con un precio que bordea los US$ 30.000 (aunque entendemos que se están ofreciendo precios especiales de introducción) la Carnival se ubica en un sector en el que debe pelear no sólo con las minivans de otras marcas sino también con las alternativas de grandes sedanes, diferentes versiones tipo wagon y hasta con algunas deportivo utilitarias. Para ello Kia ofrece un sólido producto de moderna mecánica y que cuenta con casi todas las conveniencias que se esperan en un auto de esta categoría.

Roberto Roig

El V6 de 2.5 litros desarrolla 175 HP

Marca Kia
Modelo Carnival 2.5
Origen Corea del Sur
Carrocería Minivan, 5 puertas, 7 asientos
 Motor
Tipo 6 cilindros en V
Posición Transversal delantero.
No. Válvulas 24
Alimentación Inyección.
Sistema de encendido Electrónico
Desplazamiento (cc) 2,497
Potencia HP/rpm 175 / 6,500
Torque kgm/rpm 22.5 / 4000
Compresión 10.4:1
Combustible Gasolina 97 SP
Suspensión:
Adelante McPherson
Posterior Eje rígido de 5 brazos
Transmisión
Tracción Delantera.
Caja de cambios Automática de 4 velocidades
Frenos (Ad/Pos)  Discos /tambores
Dirección Hidráulica
Dimensiones
Ruedas 215 / 65 R15
Largo (metros) 4.89
ancho (metros) 1.90
alto (metros) 1.74
Peso 1,967 k
Performance
0 a 100 kph 13.8"
Velocidad máxima 185 kph
Rendimiento a 90 kph 42 kpg
Rendimiento Urbano 25 kpg
Precio: US$ 29,900



Archivo
 
»Volkswagen Polo 1.6 Hatchback . Polo Positivo
»Volkwagen Golf GTI 1.8T Cohete de Bolsillo
»Mitsubishi Montero Granada 2.0 La justa medida
»Ford Escape XLS 2.0i Escape con Estilo
»Kia Optima 2.5 V6 - Elegancia coreana
» Peugeot 307: Un auto del año
» Honda Civic LX 2001
» Yendo con la Corriente : Honda Stream SI
» La Hora de la Minivan Kia Carnival 2.5
» Buen Promedio: Mazda 323
» New York International Auto Show
» Daewoo Lanos SE 1.5
» Kia Rio 1.5 LS
» Motor Show 2000